Tenosinovitis

Home>Noticias>Tenosinovitis

Tenosinovitis

Al hablar de una tenosinovitis, es posible que vuestra cara de póker os delate el desconocimiento que este término os provoca. Pero aquí estamos para poder hacer que entendáis con términos sencillos lo que esto es y puede llegar a implicar en vuestras vidas.

Una tenosinovitis es la inflamación de la vaina que recubre el tendón en ciertas partes de nuestro cuerpo. Esta vaina es el “túnel” por donde discurre el tendón que se encuentra bañado por liquido sinovial para reducir la fricción que el movimiento provoca en ambas estructuras.

Esta inflamación ocurre como respuesta a un traumatismo o lesión cualesquiera, infecciones o enfermedades ( en especial de tipo reumático).

Habitualmente donde más se sitúan las  tenosinovitis es en manos y pies pero no por ello dejan de aparecer en otras zonas anatómicas. Una de las tenosinovitis más conocidas es la llamada de Quervain, situada en la corredera que acude a insertarse en la columna del dedo pulgar de la mano.

La tenosinovitis deja un rastro de síntomas bastante característico que incluye la inflamación evidente de la zona acompañada de dolor pasivo y activo al movimiento, incapacidad funcional del segmento articular con enrojecimiento de la zona.

Todo ello junto a un exhaustivo examen clínico más pruebas de imagen como la ecografía y resonancia magnética, confirman el diagnostico.

El tratamiento médico de la tenosinovitis va encaminado a reducir la inflamación y el dolor por lo que la mayoría de las ocasiones se pautan AINE´s ( antiinflamatorios no esteroideos ). En el caso de gravedad o persistencia de los síntomas, los corticoides suelen ser administrados. Si se asocia infección, el tratamiento se combina con antibióticos.

Desde nuestro ámbito de actuación, se aconsejan agentes físicos como el frío o la utilización de láser y ultrasonidos. Todo ello por supuesto asociado a terapia manual que por ello somos especialistas en el tratamiento de la  tenosinovitis.

El pronóstico de la  tenosinovitis suele ser bastante bueno en la mayoría de los casos evitando la cirugía, pero es fundamental que el paciente evite en la medida de lo posible la realización de cualquier actividad que pueda sobrecargar dicha lesión mientras dura el proceso del tratamiento. En caso contrario no será resuelta al 100 %.

 

 

Leave A Comment