Home>Noticias>El diafragma; importancia de su cuidado y buen funcionamiento.

El diafragma; importancia de su cuidado y buen funcionamiento.

En este articulo de hoy, queremos hablaros de un musculo (sí, un músculo) que es importantísimo para el funcionamiento general del cuerpo humano; el diafragma.

Breve descripción.

El diafragma es un tabique musculo tendinoso que separa la cavidad torácica (donde se alojan los pulmones y el corazón) de la cavidad abdominal (donde están los órganos digestivos y vísceras).

Tiene 3 orígenes:

  • Origen esternal, donde diferentes fibras salen de la parte posterior del esternón.
  • Origen costal, donde diferentes bandas tendinosas salen de las superficies inferiores de las costillas y que se entrelazan con las bandas que provienen del musculo transverso del abdomen (este que se usa tanto en Pilates con la respiración costal lateral…)
  • Origen lumbar, consistente en dos Pilates  que se van a ir a insertar en la zona anterior de las 3 primeras vertebras lumbares.

Todas estas fibras tendinosas van a unirse en un punto, formando el centro frénico.

La forma del diafragma, es como la de un “paracaídas” abierto, formando dos bóvedas o cúpulas (el suelo de cada pulmón).

La inervación procede de los segmentos cervicales C3,C4,C5 que son ramas del plexo cervical dando lugar al “nervio frénico “ que baja desde el citado punto hasta las cúpulas izquierda y derecha del diafragma. (sí, un problema en nuestras cervicales puede originarnos una patologia en el diafragma)

 

Función.

El diafragma es el principal mecanismo respiratorio. En la inspiración el diafragma coge apoyo a nivel de sus orígenes  en las inserciones lumbares, esternales y costales y baja la zona central, el centro frénico creciendo el diámetro vertical del tórax.

Otra de las funciones es de bombeo visceral, ya que con su movimiento favorece la movilidad rítmica y suave que tienen que tener los órganos digestivos.

También es responsable de la acción circulatoria, ya que en su movimiento de bombeo va a colaborar tanto en la irrigación arterial por el paso de la arteria aorta como en el retorno venoso por el paso de la vena cava (zona por donde la sangre retorna de los miembros inferiores y órganos viscerales al corazón). Tanto la aorta como la cava, atraviesan el diafragma a través de orificios exclusivos para que estas estructuras lo traspasen.

Será un colaborador digestivo, ya que el esófago atravesará el diafragma por el “hiato esofágico” (otro orificio especial para tal motivo) por lo que el músculo diafragma ejercerá una acción de cierre a modo de esfínter que colaborará con la propia válvula de cierre del propio estómago (esfínter del cardias).

Otra importante función es la postural, ya que sus importantes fijaciones en la zona lumbar hace que tenga una gran influencia en la posición de las vertebras lumbares.

Patologías.

Un diafragma que no se mueve bien, que no tiene un tono adecuado (por defecto o por exceso) va a repercutir por lo tanto en todas las funciones descritas anteriormente.

Por ello suele ser muy cotidiano, ver a pacientes tener patologías de enlentecimiento digestivo a causa del bajo bombeo que se produce en su movilidad inspiratoria y expiratoria.

Reflujos y ardores, que suelen ser indicadores de debilidad del diafragma al no colaborar en su presión al cierre al esófago en la zona donde atraviesa al diafragma.

Puede originar dolores sordos en la zona media y baja de la espalda, que el paciente siente como profundos, y que no mejoran con el reposo (ya que el diafragma no reposa nunca).

Los problemas circulatorios también están detrás en mayor o menor medida de un diafragma que no funciona adecuadamente, ya que se verá alterado el flujo arterial y venoso en su zona de paso a través de los hiatos arteriovenoso y que esto a su vez tenga repercusión en problemas inflamatorios en piernas, dolores articulares de diversa índole…

Tratamiento.

La fisioterapia y la osteopatía va encaminada a valorar y diagnosticar qué problema presenta este musculo y qué repercusión tienen en otros sistemas que incluso pueden ser los que acaban despertándole las molestias al paciente.

El tratamiento va enfocado a mejorar la sintomatología y a solucionar el origen del conflicto que normalmente son un conjunto de disfunciones y que tras unas sesiones empiezan a notarse beneficios en dichos síntomas.

Por otro lado, es importante destacar la importancia del ejercicio físico en el buen mantenimiento de este musculo (esto no solo es recomendado por fisioterapeutas sino cada vez por más médicos) ya que un ejercicio exigente (en torno a 120 a 140 pulsaciones por minuto) a nivel respiratorio hará que el diafragma tenga que trabajar más en su movilidad y por lo tanto al recorrer esos rangos mejore su tono.

Las actitudes posturales y el control del peso también son muy importantes, ya que los estados de flexión lumbar (estar mucho tiempo sentado) y de exigencia de tejidos a nivel del retroperitoneo por ptosis abdominal (la famosa barriguita) debilitarán al diafragma que buscará la mejor forma de adaptarse a la situación compensando con otras musculaturas para intentar funcionar de la manera más eficiente, solo que esto es un recurso que no debe prolongarse, porque de lo contrario aparecerá la clínica del dolor.

 

Acabamos aquí esta breve introducción al musculo diafragma esperando que os haya gustado y solucionado parte de vuestras dudas.  Como siempre estamos a vuestra disposición y nos podéis mandar vuestras preguntas que tan amablemente intentaremos responder.

Leave A Comment